© 2016 by dsigñ.

info@dsignarchitecture.com

París ha sido uno de los escenarios cinematográficos más importantes de las producciones europeas y americanas, desde la invención de la primera cámara de vídeo. Por ello, se decide dedicar los Reservoires de Passy a uno de las diseñadoras de vestuario más importantes de  Hollywood: Colleen Atwood. La intensa colaboración de la diseñadora con el director de cine Tim Burton, deriva en el desarrollo del proyecto como fábrica total de cine y espectáculo dedicado a este último y sus colaboradores: Colleen Atwood (diseñadora de vestuario), Danny Elfman (músico) y Jhonny Depp (actor).

 

La intervención consiste en una superposición de capas con el siguiente orden: una cámara oscura que aprovecha la estructura de bóvedas existente de los Reservoirs de Passy para la localización de unos estudios de grabación; un parque de vegetación acuática sobre el que se crea una pasarela pública de planos inclinados; y finalmente, una cubierta triangulada, transitable en algunos puntos, que se abate para liberar los programas especiales guardados en ella.

 

El proceso de producción comienza en la vivienda de Tim Burton, el cerebro de toda la operación. Está conectado físicamente con el estudio de grabación (planta baja), dónde él y su equipo fabricarán las primeras ideas y maquetas. Entonces, éstas toman vida en el proceso de grabación en las cámaras oscuras. Simultáneamente, algunas de las producciones se representan para el público parisino en la plataforma y su cubierta, sobre el parque acuático, donde los ciudadanos pueden disfrutar de la ciudad de París y sus magníficas vistas.